Connect with us

Taylor Swift nunca opina sobre política. Hasta hoy

Famosos

Taylor Swift nunca opina sobre política. Hasta hoy

Taylor Swift nunca opina sobre política. Hasta hoy

Taylor Swift
Desde que su salto al estrellato nacional en 2006, los fans de Taylor Swift nunca han tenido la oportunidad de descifrar por completo sus posiciones políticas. Todo eso ha cambiado este domingo.

La cantante es conocida por abstenerse de cualquier comentario de corte partidista en Estados Unidos, donde elegir bando demócrata o republicano puede acarrear críticas de uno u otro costado. Y el mejor ejemplo lo ha puesto estos últimos meses un viejo conocido de Swift, Kanye West, cuyo apoyo a Donald Trump le ha granjeado muchos enemigos. Lo más cerca que ha estado Swift de posicionarse fue cuando dijo estar muy contenta de haber vivido la elección de Barack Obama en 2008 en su primera vez como votante: “Nunca he visto al país tan feliz por una decisión política desde que estoy viva”. Eso, y decir que es feminista, algo que en Estados Unidos también puede acarrear polémica en según qué contexto.

Swift fue de hecho foco de numerosas controversias a lo largo de la campaña presidencial de 2016. Mientras gran parte de la industria del entretenimiento se mostró en contra de las aspiraciones de Trump a la Casa Blanca, la cantante nunca llegó a pronunciarse como muchos de sus fans habrían querido. Otros tantos, sobre todo en su estado natal de Tennessee donde se votó abrumadoramente por Trump, probablemente agradecerieron que Swift no apoyara la candidatura de Hillary Clinton. Según la revista Rolling Stone, Swift tiene miedo de decir algo que pueda ofender a sus fans.

Pero la situación política con Trump en la presidencia ha cambiado mucho el campo de juego. La izquierda y la derecha están más enfrentadas que nunca y la reciente nominación del juez conservador Brett Kavanaugh al Tribunal Supremo ha abierto muchas heridas que prometen tardar tiempo en sanar. Quizá por esa misma razón, la decisión de Swift de hablar de política en público ahora sea tan importante a la vez que arriesgada, pues sólo queda un mes para las relevantes elecciones de medio mandato en las que se decidirá el control de las cámaras de Representantes y del Senado, controladas por los republicanos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

I’m writing this post about the upcoming midterm elections on November 6th, in which I’ll be voting in the state of Tennessee. In the past I’ve been reluctant to publicly voice my political opinions, but due to several events in my life and in the world in the past two years, I feel very differently about that now. I always have and always will cast my vote based on which candidate will protect and fight for the human rights I believe we all deserve in this country. I believe in the fight for LGBTQ rights, and that any form of discrimination based on sexual orientation or gender is WRONG. I believe that the systemic racism we still see in this country towards people of color is terrifying, sickening and prevalent. I cannot vote for someone who will not be willing to fight for dignity for ALL Americans, no matter their skin color, gender or who they love. Running for Senate in the state of Tennessee is a woman named Marsha Blackburn. As much as I have in the past and would like to continue voting for women in office, I cannot support Marsha Blackburn. Her voting record in Congress appalls and terrifies me. She voted against equal pay for women. She voted against the Reauthorization of the Violence Against Women Act, which attempts to protect women from domestic violence, stalking, and date rape. She believes businesses have a right to refuse service to gay couples. She also believes they should not have the right to marry. These are not MY Tennessee values. I will be voting for Phil Bredesen for Senate and Jim Cooper for House of Representatives. Please, please educate yourself on the candidates running in your state and vote based on who most closely represents your values. For a lot of us, we may never find a candidate or party with whom we agree 100% on every issue, but we have to vote anyway. So many intelligent, thoughtful, self-possessed people have turned 18 in the past two years and now have the right and privilege to make their vote count. But first you need to register, which is quick and easy to do. October 9th is the LAST DAY to register to vote in the state of TN. Go to vote.org and you can find all the info. Happy Voting! 🗳😃🌈

Una publicación compartida de Taylor Swift (@taylorswift) el

“En el pasado, he sido reacia ha compartir mis opiniones políticas, pero dados algunos eventos que han ocurrido en mi vida y en el mundo a lo largo de los últimos dos años, me siento muy diferente sobre ese tema ahora mismo”, dice Swift en un comunicado que ha publicado en Instagram este domingo. “Siempre he votado y votaré basándome en qué candidato protegerá y luchará por los derechos humanos que creo que nos merecemos en este país. Creo en la lucha por los derechos LGBTQ y que cualquier forma de discriminación basada en la orientación sexual o el género está EQUIVOCADA. Creo que el racismo sistemático que todavía vemos en este país hacia la gente de color es frecuente, terrorífico y nauseabundo. No puedo votar por alguien que no está dispuesto a luchar por la dignidad de TODOS los estadounidenses, sin que importe el color de la piel, el género o a quién amen”.

Swift ha anunciado que, pese a que siempre ha apoyado el lugar de la mujer en posiciones políticas, sus principios no le permiten votar a Marsha Blackburn, la candidata republicana al Senado por su estado natal de Tennessee: “Su historial de voto me asombra y aterra. Votó en contra de la igualdad de salarios. Votó en contra de la Reautorización de la Ley de Violencia Contra las Mujeres, que pretende proteger a las mujeres de la violencia de género, el acoso y la violación entre conocidos. Cree que las empresas tienen derecho a no prestar servicio a parejas homosexuales. También cree que las parejas homosexuales no deberían tener derecho a casarse. Esos no son MIS valores de Tennessee. Votaré por Phil Bredesenpara el Senado y por Jim Cooper para la Cámara de Representantes”.

Bredesen y Cooper son candidatos demócratas. Cooper tiene ante sí una elección sencilla en el distrito número 5 de Tennessee, el que incluye la capital estatal de Nashville casi en su totalidad y que vota demócrata desde hace casi 150 años. En cambio, a Bredesen se le presenta una elección mucho más complicada contra Blackburn. Pese a que fue un gobernador popular en Tennessee durante ocho años, su candidatura al Senado llega en un momento en el que Trump es muy popular en su estado. Tennessee es uno de los pocos estados en los que hay más gente que aprueba el trabajo que ha hecho Trump como presidente hasta ahora que al revés. En las últimas elecciones presidenciales de 2016, los votantes de Tennessee prefirieron a Trump por encima de Clinton en 25 puntos porcentuales; una diferencia abrumadora.

Curiosamente, Bredesen dijo la semana pasada que él habría votado que sía la nominación de Kavanaugh al Tribunal Supremo. Kavanaugh ha estado en el centro de la actualidad en Estados Unidos por las acusaciones de agresión sexual que se han hecho contra él. Swift no ha comentado nada al respecto, pero de haber estado en el Senado, Bredesen habría sido el único demócrata junto a Joe Manchin, del también muy republicano estado de West Virginia, en votar favorablemente por Kavanaugh, un candidato al Supremo muy opuesto por los movimientos feministas del país.

Es probable que la campaña de Bredesen agradezca la atención del domingo de cara al 6 de noviembre, el día de las elecciones, pues Swift ha sido trending topic nacional a los pocos minutos de publicar su comunicado. Y no tanto por lo que pueda cambiar lo que piensan los votantes de Tennessee, sino por lo que pueda recaudar Bredesen de los fans de Swift alrededor del país para invertir en publicidad y dar un último empujón a su campaña.

Si los demócratas ganan el escaño de Tennessee, su opción de recuperar el control del Senado se amplía. A tiempo de publicación, y según la página de análisis encuestas FiveThirtyEight, Bredesen tiene casi un 30 por ciento de posibilidades de ganar en Tennnesee. Y los demócratas, un 22 por ciento de posibilidades de reconquistar el Senado. Difícil, que no imposible.

“Por favor, por favor, educaos sobre los candidatos que se presentan en vuestro estado y votar según quién represente mejor vuestros valores. Para muchos de nosotros, quizá nunca encontremos a un candidato o a un partido con quien estemos de acuerdo al 100 por 100 en cualquier cuestión, pero tenemos que votar de todas formas”, sigue el comunicado de Swift, que pide a sus fans que se informen sobre cómo registrarse para poder votar. “¡Feliz voto!”.

Fuente: www.revistavanityfair.es

Continua Leyendo
Tambíen te puede gustar...
Click para comentar

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
To Top