Connect with us

Si tu hijo llora cuando lo dejas en la escuela, estos 4 consejos le ayudarán a superarlo

Salud

Si tu hijo llora cuando lo dejas en la escuela, estos 4 consejos le ayudarán a superarlo

Si tu hijo llora cuando lo dejas en la escuela, estos 4 consejos le ayudarán a superarlo

En algunas partes del mundo, los niños regresaron hoy a clases, después de disfrutar de las vacaciones invernales. Sin embargo, muchos de ellos sufren al ser dejados en su lugar de estudios. Si tu hijo llora cuando lo dejas en la escuela, aquí te damos 4 consejos para ayudar a superar ese sufrimiento. 

1. HABLA CON TU HIJO
Pregúntale cuál es el motivo por el que le causa tanto sufrimiento separarse de ti cuando lo dejas en la escuela o la guardería. Hazlo con un tono amigable y cariñoso, qué es lo que le preocupa.

2. QUE SEPA QUE SIEMPRE ESTARÁS PARA ÉL
Muchos niños están demasiado apegados a sus padres, que es muy común que suceda esto, el miedo a la separación, pero debes estar segura que es de lo más normal, y tiene solución.

Recuérdale que aunque lo dejes en la escuela, siempre vas a volver por él, que solo es un momento el que se quedará, y no tiene por qué angustiarse.

3. HAZLO SENTIR SEGURO
Poco a poco, el niño (a) se irá acostumbrando a la situación, pues se dará cuenta que siempre estarás de regreso por él. Solo atraviesa por un momento de aprendizaje, y el tiempo en acostumbrarse varía entre un infante y otro. Por eso es fundamental que lo hagas sentir seguro y protegido, y siempre que puedas refuerza su autoestima con elogios. Esto ayudará al proceso de transición.

4. ENSÉÑALE A SER INDEPENDIENTE
No importa la edad que tenga, es recomendable que le des, dentro de sus posibilidades, cierta autonomía. Así, irá aceptando que tiene su propio espacio y tu tienes el tuyo. Esto no significa que el vínculo afectivo que tienen se debilite, solo estás ayudando a tu hijo a madurar, y prepararlo para que poco a poco vea más allá de ti. 

Razones por las que tu hijo llora cuando lo dejas en la escuela

Inseguridad y baja autoestima.
Miedo a la separación de sus padres, por si no los vuelven a ver o miedo a ser abandonados (en el caso de los niños más pequeños).
Dificultades de aprendizaje en las áreas curriculares en la escuela.
Dificultades en las habilidades sociales con sus demás compañeros o con algún profesor/a.
Cambios en la situación familiar que les angustia (separación entre los padres, cambio de domicilio, cambio de escuela, etcétera).
Para que tu hijo poco a poco se familiarice con la situación puedes utilizar diferentes recursos para lograrlo, como es a través de los juegos, del dibujo, o contándole historias.  Fuente

Continua Leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
To Top